jueves, 16 de septiembre de 2010

Reseña: Un ardiente verano

 

Título: Un ardiente verano
Autor: Eduard von Keyserling
Editorial: Nocturna
 Serie: Noches Blancas
Edición: Mayo de 2010
Páginas:  112
ISBN: 978-84-937396-8-3
Precio: 13,95 euros
Puntuación: 
 
 
 
 
El protagonista de la historia se llama Bill. Es un adolescente a veces problemático que después de sacar unas notas de pena ese curso, su padre, un conde, decide llevárcelo a pasar el verano a una casa cerca de la playa y lejos de todo, donde espera que recapacite y cambie su conducta.
 
Bill nunca se ha llevado bien con su padre, pues es una persona muy callada que siente que no conoce de nada, y su padre a él tampoco...
 
Ese verano entre sus primas y amoríos irá poco a poco dándose cuenta de que su padre no es lo que parece, que le quiere y que tiene unos sentimientos que nunca hubiese imaginado.
 
Una historia muy curiosa que, en tan pocas páginas, te puede decir mucho, y eso es un gran punto a su favor pues además lo puedes leer en un par de horitas.
 
Para él, ¡mis 3 gatitos! ^^: 
 
 
 
 
 
 
 
 
EL AUTOR
 
  
 
EDUARD GRAF VON KEYSERLING nació en el castillo de Paddern, cerca de Hasenpoth (Aizpute), Courland, en 1855. Miembro de una antigua y noble familia alemana del Báltico, y familiar del filósofo Hermann Keyserling, estudió en la Universidad de Dorpat, pero fue obligado a abandonar sus estudios debido a un incidente que le alejó de los círculos aristocráticos. Tras mudarse a Viena, continuó estudiando y empezó a familiarizarse con las ideas sociales del naturalismo. Fue entonces cuando comenzó a publicar. Posteriormente se trasladó a Munich, de donde, a excepción de una corta estancia en Italia, ya no saldría. En Munich frecuentó nuevos círculos artísticos, entre los que se encontraban L. Corinth, M. Halbe, R. Kassner y F. Wedekind. Durante esa etapa, escribiría muchas obras de teatro, pero lo que le condujo al verdadero reconocimiento fueron sus novelas. Ya enfermo de sífilis, en 1904 publicó la novela Un ardiente verano. En 1908 se quedó ciego y hubo de dictar sus últimas novelas —entre otras, Olas (1911) y Princesas (1917)— a sus hermanas, hasta su muerte en 1918.





Muchas gracias a la editorial NOCTURNA.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

©Memorias de una persona, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA